lunes, 25 de septiembre de 2017

La ladrona de vestidos de Natalie Meg Evans


Alix acaba de llegar al París de los años 30 y tiene lo que hay que tener: talento para la moda, empeño y ambición. «Un día, las damas envueltas en pieles de zorro vendrán a mi tienda y me suplicarán que les permita comprar mis diseños», se dice mientras despierta miradas de admiración al bajar por la Rue du Louvre, pero la realidad se impone: el mundo de la alta costura tiene sus leyes y para triunfar a veces no basta con tener un buen par de tijeras en las manos.
Los timadores de poca monta pronto se dan cuenta de la habilidad de Alix para copiar patrones y estampados, y la joven a punto está de caer en el tráfico de la falsificación de prendas, defraudando a los diseñadores que más admira.



Los pocos datos que se conocen sobre Natalie Meg Evans los proporciona su pagina web: http://nataliemegevans.com/. Dado que es ella misma quien se autobiografía, no tiene a bien desvelarnos su fecha de nacimiento, informándonos únicamente de que nació en la antigua Rodesia del Sur (hoy, Zimbabue) y que creció en Inglaterra, donde actualmente vive. La buena de Natalie podría decirnos qué casualidad la llevó a nacer en un lugar tan alejado de su madre patria pero en vez de eso, nos procura datos tan sumamente relevantes como que era tal su pasión por la historia que, a los seis años, le regalaron un castillo artúrico con caballeros de plástico, y que actualmente está aprendiendo a tocar la guitarra. Antes de dedicarse por entero a la literatura, estudió arte y se dedicó a oficios tan provechosos como relaciones públicas, actriz y barman.


Fotogramas de la serie de TV The Collection (2.016)

"La ladrona de vestidos" es el tercer libro de la autora, y hasta la fecha, el más exitoso de todos, a lo que ha contribuido, el periodo y lugar histórico elegido para el desarrollo de su novela, París a finales de los 30, con Hitler y la Guerra Civil española haciendo también una aparición estelar. 




La protagonista es Alix, una joven humilde y sofisticada e inteligente pero muy ingenua (todo al mismo tiempo, sin que la autora crea que esas cualidades puedan entrar en contradicción). Además, también es muy enamoradiza así que, cuando su amigo Paul, huérfano y con dos hermanitas muy desgraciadas, le propone el negocio de robar los diseños de la colección de un famoso diseñador parisino antes de que salgan a la venta, no tiene otro remedio que aceptar la ilegal propuesta.

A partir de ahí, Alix se introducirá en la glamourosa industria de la moda de la alta costura, en la que además de costurera, tendrá tiempo para ejercer de modelo y memorizar y copiar los diseños del famoso Javier: modisto, judío y vasco (creo que ya es imposible ser más cosas). Otros hombres importantes en la agotadora vida de Alix, serán el comprometido periodista inglés Verrian, corresponsal por vocación en la Guerra Civil Española (aún cuando es rico e hijo del dueño del periódico en el que trabaja), el superficial y violento Serge, que regenta un club de Jazz nocturno, y el maduro Conde de Charembourg, el caballeroso protector de Alix.


Como creo que se deduce, "La ladrona de vestidos" ha pasado por mi vida sin pena ni gloria, pues al hecho de que es imposible que una novela pueda estar más plagada de historias y lugares comunes, se suma la falta de profundidad de todos sus personajes, incluida su protagonista, tan inverosimil como su propia personalidad. Cierto que Natalie Meg Evans escribe con corrección, pero eso es todo lo que puede ofrecernos. No hay emoción ni pasión alguna en su prosa, y su relato de la Guerra Civil Española y de los años previos a la Segunda Guerra Mundial es también manido e insustancial.

En definitiva, toda una pérdida de tiempo que otros libros que esperan en mi estantería jamás me perdonarán.

martes, 30 de mayo de 2017

La casa de las miniaturas de Jessie Burton



Amsterdam. 1686. Nella Oortman se ha trasladado del campo a la ciudad para convivir con su marido, Johannes Brandt, un hombre maduro y distinguido comerciante que habita en compañía de su hermana soltera y rodeado de fieles servidores. Como regalo de boda, Johannes obsequia a su flamante esposa con un objeto muy de moda entre la gente pudiente de la época: una réplica de su propia casa en miniatura, que Nella deberá poblar con las figuras creadas por una desconocida miniaturista que ha encontrado por azar. 







Jessie Burton nació en 1982 en el Reino Unido. Estudió en la Universidad de Oxford y en la Central School of Speech and Drama, y vive en Londres, donde trabajó de actriz y como Secretaria de Dirección antes de dedicarse a la literatura. De su primera novela, "La casa de las miniaturas", traducida a treinta y seis idiomas, se han vendido más de un millón de ejemplares. En la actualidad, se encuentra en fase de postproducción una miniserie de la cadena de televisión BBC basada en esta exitosa novela.

"La casa de las miniaturas" es, no cabe duda, una novela con argumento original, situada en una época y lugar muy poco explorados en la literatura actual y que, a priori, parece tener un marcado ambiente gótico, con atormentados protagonistas que guardan bajo llave profundos y misteriosos secretos.Sin embargo, y a pesar de estos magníficos alicientes, "La casa de las miniaturas" no ofrece en absoluto lo que promete.


Fotograma de "The Miniaturist" (2.017)

 "La casa de las miniaturas", no ha sido un libro de mi agrado, sino una  gran decepción, después de las expectativas creadas. Supongo que gran parte de esa decepción se ha debido a mi incapacidad para conectar con el estilo literario de Jessie Burton. Su narración está llena de frases cortas, telegráficas y escritas en tiempo presente, algo que me desesperaba y me sacaba continuamente de la lectura, a lo que deben añadirse los constantes altibajos de ritmo que tiene la novela.



Tampoco he podido conectar con ninguno de los personajes de "La casa de las miniaturas", apenas esbozados, y entre los que sólo destaca la cuñada de la protagonista, Marin, una mujer fuerte y adelantada a su tiempo que, sin embargo, nunca llegaremos a conocer con profundidad. Ni siquiera la época histórica en que se desarrolla la novela la hace atractiva, pues Jessie Burton parece haberse limitado a documentarse muy someramente. Por eso considero "La casa de las Miniaturas" una novela a medio hacer, una lectura llena de promesas incumplidas y que, además, ni siquiera está bien rematada, pues no puede decirse que tenga un final satisfactorio.

En definitiva, su éxito me resulta tan sorprendente y enigmático como el misterio que envuelve la casa de muñecas de su protagonista, preciosa pero artificial y hueca. Lo siento, Jessie Burton, pero no volveré a leerte.


martes, 23 de mayo de 2017

Inocencia Perdida de Margot Abbott



1.946. Sally Jackson, especialista en análisis documental de imágenes, es enviada a Berlín, con el fin de identificar y perseguir a aquellos criminales de guerra que, en medio de la confusión, tratan de huir de la Alemania derrotada, país en el que ella vivió antes de la Segunda Guerra Mundial, pues su padre fue embajador en Berlín. En una de las fotografías que le muestran, observa como un miembro de las SS dispara con frialdad a un niño. Es entonces, cuando
Sally contempla con horror, que el asesino del niño guarda un gran parecido con  Christian, el joven del que estuvo enamorada desde su infancia, y con el que se casaría antes de abandonar Alemania.





 Margot Abbott, a pesar de ser norteamericana, nació en Arabia Saudí, donde su padre trabajaba para una compañía petrolera. "Inocencia Perdida", conocida también como "El final de la inocencia", e inspirada en la historia real de Martha Dodd, la hija del embajador norteaméricano en el Berlín de los años 30, fue publicada en 1.991, y traducida a siete idiomas, aunque al no haber sido reeditada, ahora sólo puede encontrarse en librerías de segunda mano. Pocos datos más se conocen sobre Margot Abbott, más allá de que actualmente vive en San Francisco, y que jamás volvió a escribir otra novela.

Fotograma de "The Exception" (2.016)

Al comenzar la lectura de "Inocencia Pérdida", adquirida en una de mis librerías de segunda mano de referencia, he de confesar que esperaba encontrar una novelita rosa de los años 90, es decir,  entretenimiento asegurado para mis necesitados momentos de desconexión cerebral. Sin embargo, mi sorpresa fue mayúscula cuando, a medida que avanzaba en su lectura, descubrí que me encontraba ante un libro espléndido, que combinaba con acierto romance, thriller, suspense y novela histórica, y además todo ello con un sentido del ritmo que para sí quisieran la mayoría de autores contemporáneos de best sellers.


"Inocencia Perdida" dividida en tres partes, la primera y última, narradas en tercera persona, y la parte central, en primera persona, comienza con la llegada de Sally, su protagonista, a un Berlín en ruinas, como el corazón de Sally, destrozada por la guerra y la pérdida de sus familiares y amigos. Una fotografía de un miembro de las SS disparando a un niño, provoca que salgan a la superficie todos los recuerdos escondidos de Sally sobre Christian, el hombre con el que acabaría casándose.

 Es la parte central de la novela la que, sin duda, la eleva por encima de la media, pues hace que entendamos y conectemos, de una forma inmediata, con esa joven inexperta e inconsciente del peligro, que se introdujo en los círculos de poder del Tercer Reich, y que sólo cuando ya era tarde, se dio cuenta de la maldad, amoralidad y corrupción que se ocultaba tras la perfección y la aparente grandeza de un régimen que prometía riquezas y utopías.


Si hay que ponerle un "pero" a la novela es su última parte, mediocre en comparación con el resto de la obra, y ese inesperado final que nos descoloca, aunque cierto es también que, pasado un tiempo, y pensándolo con más detenimiento, resulta completamente coherente con el mensaje que la autora quiere transmitir; la atracción del ser humano por la maldad y la perversidad que se ocultan, tras una misteriosa y deslumbrante belleza.


martes, 21 de marzo de 2017

Sinfonía inacabada de tí y de mi de Lucy Robinson




Sally Howlett es una chica sencilla, alegre e insegura, pero con una pasión muy escondida: la ópera. Tiene una voz maravillosa que se niega a mostrar y solo canta dentro de los armarios. Jamás lo haría en público. Después de una gira de verano con su prima Fiona, por Estados Unidos, algo cambia en ella. Sally vive experiencias cargadas de amor y de situaciones que la harán reencontrarse a sí misma, enfrentarse a sus miedos y dejar de esconderse entre las sombras. De regreso a Londrés decide que ya es hora de dedicarse a lo que le gusta y de cumplir la promesa que se hizo a si misma: no esconder su voz.






Lucy Robinson es una escritora inglesa que, en la actualidad, reside en Bristol.  Antes de dedicarse a la escritura a tiempo completo, trabajó en el teatro y en la realización de documentales para televisión. Su primera experiencia como escritora llegaría a través de un blog en la revista Marie Claire, donde contaba, en tono de humor, su experiencia con las citas on line. En castellano, hay una obra previa a ésta que lleva el nombre de "La más grande historia de amor de todos los tiempos" (Punto de Lectura, 2.012). Su página web es http://lucy-robinson.co.uk/, y acaba de publicar su cuarto libro, titulado "The day we dissapeared".

"Sinfonía inacabada de tí y de mí" está protagonizada por la tímida Sally, una chica amante de la ópera, que canta dentro de un armario, y que ha vivido siempre bajo la sombra de su alocada y huérfana prima, Fiona. Ambas, Fiona y Sally, son uña y carne, aunque su actitud ante la vida sea completamente distinta. Sally vive en un estado de retraimiento constante que le impide mostrar sus verdaderos sentimientos. Fiona, por el contrario, exhibe sin control sus emociones. Además de Fiona, Sally tiene otros amigos como Barry, un bailarín que reúne todos los tópicos, su compañera de trabajo Bea, y Julian, el héroe romántico de la novela.

Fotograma de "Tu la letra y yo la música" (2007)

"Sinfonía inacabada de tí y de mi" es un chick-lit que se lee en un suspiro, un "libro de piscina", que te entretiene y a veces, incluso, puede hacerte pensar. Tiene agilidad y ritmo, y un poco de autosuperación, romance y humor, aunque no esperéis un desarrollo profundo de personajes, ni nada que se le parezca. Solamente llegaremos a conocer mejor a Sally, más que nada por ser la narración en primera persona, como es habitual en este tipo de libros.


Con sus defectos y sus virtudes, "Sinfonía inacaba de tí y de mi" es un pasatiempo que no engaña, una lectura entre lecturas, que nos habla de la importancia de arriesgarse, de quitarse la máscara, y que da un nuevo sentido a la expresión "salir del armario".

Libros relacionados: El fantasma de la ópera: http://www.valdemar.com/product_info.php?products_id=236
Películas relacionadas: El fantasma de la ópera: http://www.filmaffinity.com/es/film843873.html
Programa tv: This is opera: http://www.rtve.es/television/this-is-opera/

martes, 14 de marzo de 2017

La hija del Capitán de Leah Fleming

   
Southampton, abril de 1.912. May Smith, su marido y su pequeña hija, con el fin de prosperar y salir de su humilde vida en las fabricas de Bolton, toman la decisión de emprender una nueva vida en Estados Unidos, embarcando en el viaje inaugural del Titanic.
Celeste Parkes, por su parte, es una mujer casada con un prospero hombre de negocios americano, que regresa a su hogar tras asistir al funeral de su querida madre en la ciudad inglesa de Lichfield.
En la fatídica noche del hundimiento del Titanic, ambas quedarán unidas para siempre por los lazos de la amistad, y la experiencia compartida.




Leah Fleming (http://www.leahfleming.co.uk/), la autora de "La hija del Capitán", es una celebre escritora británica que reside una parte del año en el condado inglés de Yorkshire Dale, y otra parte en la isla de Creta, donde se desarrollan algunas de sus novelas, como "La chica bajo el olivo", de reciente publicación en España (http://www.editorialboveda.com/libro.php?id=4316058).

"La hija del Capitán" se refiere en su título a una de las pequeñas historias y rumores nunca confirmados sobre el hundimiento del Titanic, en concreto, a la existencia de varios testimonios que afirmaron que el famoso Capitán Edward Smith, antes de desaparecer en el fondo del mar, logró subir a uno de los botes a un bebe, salvandolo así de una muerte segura. A partir de esta singular anécdota, se construye una destacable novela sobre las consecuencias de una tragedia ocurrida una noche de abril de 1.912, consecuencias que iban a influir no sólo en las personas y familias que la vivieron, sino también en las decisiones y en las vidas de sus generaciones futuras.

El Capitán Smith salvando a un bebe del mar

 Sus dos protagonistas principales son la atormentada y trabajadora May, y la delicada, y al mismo tiempo resuelta, Celeste, quienes nos mostrarán como, si bien las desdichas pueden separar, también sirven para crear profundos y duraderos lazos de amistad, más allá de diferencias sociales y culturales, y del paso de los años, pues la novela se extiende hasta los tiempos posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Fotograma de la serie "Titanic, Sangre y Acero" (2.012)
Con el paso de las páginas, veremos la evolución de estas dos mujeres tan distintas, y de las familias en las que se integran, descubriendo, a través de ellas, las cualidades de quienes sobreviven a naufragios, guerras, muertes, secretos y desamores. Ellas nos enseñarán la naturaleza del superviviente, la de no rendirse nunca, para dar una vida mejor y más justa a quienes aman aunque, a veces, ello pueda suponer la renuncia a los propios sueños.


Libros relacionados: "La última noche del Titanic", de Walter Lord: http://www.megustaleer.com/libro/la-ultima-noche-del-titanic/ES0112973
Peliculas relacionadas: "La última noche del Titanic" (1.958), adaptación de la novela de Walter Lord: http://www.filmaffinity.com/es/film534371.html
Series relacionadas: "Titanic, Sangre y Acero" (2.012): http://www.filmaffinity.com/es/film282330.html